¿Qué velocidad debe ofrecer una unidad externa?

Consulte la siguiente tabla para comparar el rendimiento máximo de cada interfaz.

Unidad externa Unidad interna
USB 1.1 Hasta 12 Mbits/s UltraATA 100 Hasta 100 Mbytes/s
USB 2.0 Hasta 480 Mbits/s Serial ATA 1.5 Hasta 1,5 Gbits/s
USB 3.0 Hasta 4,8 Gbits/s SATA 3.0 Hasta 3,0 Gbits/s
    SATA 6.0 Hasta 6,0 Gbits/s
1394a (Firewire 400) Hasta 400 Mbits/s    
1394b (Firewire 800) Hasta 800 Mbits/s SCSI conectada en serie (SAS) Hasta 1,5, 3,0, 6,0 o
12,0 Gbits/s
       
eSATA Hasta 1,5 o 3,0 Gbits/s    
Thunderbolt Hasta 10 Gbit/s    

Anote con cuidado no solo los números, sino también las unidades de medida.

En esta tabla se muestra la cantidad máxima de ancho de banda total disponible por bus para cada tecnología. Los índices de transferencia anunciados se basan en la máxima velocidad en la que la unidad puede enviar datos y recibirlos a través del cable (o bus) desde el búfer de la unidad.

La velocidad de la transferencia de datos será la velocidad del dispositivo o bus más lento
Puesto que la tecnología avanza y se han desarrollado interfaces más nuevas y rápidas, el usuario puede contar con una serie de dispositivos con distintas interfaces cuyas velocidades máximas pueden variar notablemente. El ordenador moverá los datos durante una transferencia determinada todo lo rápido que le sea posible y tendrá en cuenta las capacidades de todos los dispositivos implicados en la transferencia.

  • el disco de origen
  • la interfaz sobre la que se mueven los datos
  • el disco de destino

Es posible que el disco de origen sea más reciente y mueva los datos más rápido de lo que puede leer el disco de destino.
Ejemplo: copia de seguridad de los datos en una unidad Serial ATA 6.0 a una unidad externa con una interfaz USB 2.0. La interfaz y la unidad Serial ATA son más rápidas que USB 2.0, por lo que se provocan cuellos de botella en la interfaz y la unidad USB 2.0.

Es posible que la interfaz y el disco de destino muevan y escriban datos más rápido de lo que puede enviar el disco de origen.
Ejemplo: copia de seguridad de los datos en una unidad Serial ATA 3.0 a una unidad externa con una interfaz Thunderbolt. La interfaz Thunderbolt es más rápida que SATA 3.0, por lo que se producen cuellos de botella en la interfaz y la unidad SATA 3.0.

Velocidad máxima de transferencia frente a velocidad de transferencia sostenida
Muchos usuarios de unidades de disco duro confunden la "velocidad máxima de transferencia" de la tabla anterior con lo que pueden esperar del rendimiento en el mundo real. Esto generalmente es causa de decepción cuando la unidad de disco duro externa USB no transfiere datos a 50 MB/s o en la unidad interna SATA a 300 MB/s.
Esto se debe a que ningún dispositivo de almacenamiento destina todo el potencial del ancho de banda disponible a las transferencias de datos. Parte del ancho de banda se compartirá con otros dispositivos en el bus y otra parte la consumirán sobre todo el protocolo de la interfaz y los comandos. Entre otras limitaciones se incluye la velocidad de transferencia que es posible ofrecer al bus (por ejemplo, USB, SATA y Thunderbolt).
También cabe destacar que lo que suele provocar un rendimiento lento e insuficiente de la unidad es un factor de configuración del sistema. Es muy extraño que un rendimiento insuficiente esté relacionado directamente con la unidad. En muchos casos, la percepción de un rendimiento insuficiente en la unidad se atribuye a los resultados de una prueba comparativa. Los resultados de las pruebas comparativas dependen bastante del sistema, por lo que los resultados pueden variar de unos sistemas a otros. Por este motivo, Seagate no puede ofrecer una única especificación de velocidad de transferencia sostenida de ninguna unidad.

Otros consejos para aumentar el rendimiento

  • Intente conectar las unidades externas USB en distintos puertos USB de su ordenador y pruebe con las transferencias de datos a través de cada puerto. Es posible que algunos de los puertos del ordenador usen un hardware USB más antiguo.
  • Para obtener el máximo rendimiento, no conecte unidades externas a concentradores USB, conmutadores o cables de extensión.
  • Desfragmentación de la unidad de disco (procedimiento no aplicable en unidades de estado sólido).
    La partición de la unidad puede fragmentarse durante el uso normal. A menudo, la ejecución de la utilidad de desfragmentación en Windows mejora el rendimiento de una unidad lenta mediante la consolidación de los datos y archivos dispersos, por lo que es más fácil acceder a ellos más rápidamente.
  • Ejecute Seatools para Windows en la unidad.
  • Ejecute la comprobación de disco en la unidad (chkdsk) (procedimiento no aplicable en unidades de estado sólido).
  • Sustituya el cable USB por un cable que sepa que está en buenas condiciones.
  • Vacíe la papelera de reciclaje, especialmente si la unidad se ha estado utilizando durante un cierto tiempo. Los datos antiguos eliminados de la unidad dejan un rastro en la unidad que puede afectar negativamente al rendimiento.
  • Muchos ordenadores tienen numerosos programas ejecutándose en segundo plano y que consumen recursos del sistema. Cierre algunos de estos programas en segundo plano.
    Póngase en contacto con el soporte técnico de Microsoft (para 8/7/Vista) (para XP) con el fin de obtener directrices sobre la desactivación de los programas en segundo plano en el arranque del ordenador.
    Consulte este artículo de soporte técnico de Microsoft para obtener directrices sobre el uso del Administrador de tareas de Windows con el fin de finalizar los procesos.
  • Arranque en modo seguro y realice pruebas de transferencias de datos para ver si esto aumenta el rendimiento.




Por favor díganos que tan útil fue este articulo