Game Drive para Xbox: configuración y solución de problemas


Existen dos formas de utilizar unidades externas USB con Xbox One.
 
1. Juegos y aplicaciones
2. Unidad multimedia


Juegos y aplicaciones
  • La Xbox One requiere que la unidad USB tenga un formato específico para poder reproducir y guardar juegos en ella. Cuando se conecte la unidad USB a Xbox One por primera vez, se le solicitará que formatee la unidad para juegos y aplicaciones.
  • Esto le permitirá reproducir y guardar juegos en la unidad, pero tenga en cuenta que al formatearla se borrarán todos los datos que hubiera en ella. Asegúrese de realizar una copia de seguridad de los datos antes de formatear.
  • Si no se le solicita que formatee la unidad, puede iniciar dicho proceso manualmente mediante las siguientes selecciones de menú:
 
Inicio > Ajustes > Todos los ajustes > Sistema > Almacenamiento
  
  • La unidad debería aparecer como detectada en Manage Storage (Gestión de almacenamiento). Seleccione la unidad y elija formatearla para “Juegos y aplicaciones”.
  • Una vez que se complete el formateado de la unidad, podrá usarla para reproducir y guardar juegos y aplicaciones.
  • A fin de proteger sus datos asegúrese de apagar la Xbox One antes de desconectar la unidad.
 
NOTA:

Para poder reproducir y guardar juegos en la unidad esta debe cumplir los requisitos siguientes:
 
● USB 3.0
● Al menos 256 GB de capacidad.
 
Si la unidad no cumple estos requisitos, no podrá guardar ni reproducir juegos en la unidad.


Unidad multimedia
  • La unidad Game Drive para Xbox se puede utilizar para reproducir o ver contenido multimedia a través de la Xbox One.
  • Si lo desea, guarde en la unidad películas, música y fotos que podrá reproducir en su televisor utilizando el reproductor multimedia de Xbox One.
  • La primera vez que conecte la unidad USB a Xbox One, se le indicará que reformatee la unidad para utilizarla con juegos y aplicaciones. Haga clic en Cancel (Cancelar).
  • Entonces podrá ver el contenido utilizando el reproductor multimedia:
 
Home (Inicio) > Media Player (Reproductor multimedia) > Seleccione la unidad
 
  • Una vez seleccionada la unidad, debería poder reproducir el contenido multimedia almacenado en la unidad.
  • A fin de proteger sus datos asegúrese de apagar la Xbox One antes de desconectar la unidad.

Solución de problemas
 
● Si no se detecta la unidad, pruebe otro puerto en Xbox.
● Si la unidad está conectada a un concentrador USB, pruebe a extraerla y a conectarla directamente a la Xbox.
● Si la unidad sigue experimentando problemas conéctela a un equipo con Windows y ejecute Seatools para Windows sobre la unidad.
● Para obtener más información y soluciones a problemas frecuentes, consulte estos artículos de Microsoft:
 



Por favor díganos que tan útil fue este articulo